martes, 7 de julio de 2009



NUEVA NARRATIVA ARGENTINA

-SANTIAGO LLACH-


Mi novia y mi ex-mujer están en una antología
de la nueva narrativa argentina.
El editor organizó un asado en Don Torcuato
para festejar la aparición del libro.
Como los domingos mis hijos están conmigo
y la separación es más o menos reciente
ni ellos ni yo vamos a ir al asado.
Ana, mis hijos y yo
despertamos ese domingo
en el departamento hermoso y decadente
que Ana tiene en el Once.
Pero Fiona se enteró del asado
y quiere ir con la madre.
Después se entera Benicio
y también quiere ir al asado.
La combinación automovilística es compleja
pero el resultado es este:
una hora más tarde,
desde la puerta de una casa hermosa en Barrio Norte
en la que solía dormir
arrancan dos autos.
En uno van mi novia, mi hijo y tres escritoras.
En el otro van mi ex mujer, mi hija, tres escritores y una
pelota de fútbol.
Mi novia y mi ex mujer son las conductoras de los autos
respectivos.
Yo me voy caminando con un bolso negro
que me acompaña en mi vida nómade.
Esto es lo más importante que le pasó a la literatura actual
en los últimos años,
al menos desde mi punto de vista.

de Poemas municipales (Eloísa Cartonera, 2009)

-Hay más. A por ello-

6 comentarios:

Zebra dijo...

Eso acá no podría pasar. Hay muy pocas mujeres en las antologías. Al reves, capaz que si.

Genial el poema.

Ramacciotti dijo...

Pensar porqué pocas mujeres en antología.

Pensar porqué comment a poema extranjero, y no a poema local.

Pensar porqué hablar como indio.

Zebra dijo...

Pensar.

Demon/Cleaner dijo...

Seh, muy bueno el poema, hay que decirlo.
Muy atinado el gesto de darle publicidad a la biografía de la Banda de Jazz Local (Jueves en 990), como así también es acertado lo de la editorial, ya que a esta altura nadie entiende una mierda...
La cosa es que, por segunda vez, digo que la comunidad está incompleta porque falto yo, la puta que te re mil parió, aunque quizá estoy malinterpretando "sólo un buen gesto" de tu parte... digo, el gesto de no ponerme en tus links, habida cuenta de tus gustos literarios y musicales (me contaron que te vieron en Dadi Yanky, o como puta se escriba).
Me despido, no sin antes recordar a las siempre bien ponderadas bolas sudadas de Sebatián "Gordo" Tévez, sus pantalones marrones con bolsillos al costado, su cadena y su sempiterna remera de Down, quien está enviando la carta documento por el reclamo de los derechos sobre su tediosa, aburrida y repetitiva banda...
Saludos.

Cíclopa dijo...

Dejaré el comentario acá, porque no puedo dejarlo en la última foto, de los tres niños grises, en el río de los grises, entre árboles que grises. Mensajes grises, la turbulencia de la infacnia. Tenía que. Decir. Yo sé que no tengo, pero cuando la vi, tenía que.
La imposibilidad de callar es tan grande hoy en día, (que podría hablar de un río que no gris, gris.)

Cíclopa dijo...

Dejaré el comentario acá, porque no puedo dejarlo en la última foto, de los tres niños grises, en el río de los grises, entre árboles que grises. Mensajes grises, la turbulencia de la infacnia. Tenía que. Decir. Yo sé que no tengo, pero cuando la vi, tenía que.
La imposibilidad de callar es tan grande hoy en día, (que podría hablar de un río que no gris, gris.)