miércoles, 24 de junio de 2009

QUE EL POLVO DEL VIENTO FORME UNA CORONA EN NUESTRA MENTE MIENTAS FLOTA


Para N. que me regaló la frase.



Volviendo de la casa de los abuelos
el Renault 12 aceleraba progresivamente
atravesando sin resistencia la atmósfera,
a los costados sólo se levantaban árboles maltrechos
cercos y alambrados. Nada que simulara vida.
100 Km y ni una palabra entre ambos
era como una apuesta, pensé como niño que era
que no podía ser sino una apuesta:
El que habla primero pierde!
No, pero papá no respondió a mi sonrisa.
Fue deteniendo el auto hasta estacionarnos a un costado,
al bajar las ventanilla una ventisca se introdujo al interior
y con ella toda la noche. Los bigotes se le movieron apenas unos segundos.
Desde hace rato los árboles se habían extinguido, el cerco de alambre
estaba caído, era como si las cosas se hubieran ido escondiendo.
A los costados, adelante y por detrás lo mismo: una estepa.
No hay nada pero nada nada dijo por fin mirándome fijo
Es la nada misma, con mucho viento.
Arrancó luego el auto hasta casa, y me dejó.
Si era una apuesta, papá perdió el juego.
Falta aún decidir quién fue el ganador.

(Nico Bertona)

4 comentarios:

Ramacciotti dijo...

Me voy mañana, y vuelvo recién el domingo tarde. Así que subo el segundo poema de la semana antes.

¿Por qué explico esto?

Porque no daba usar un comment solo para escribir:
¡La puta madre, no logro que los versos largos queden en el blog como yo los quiero!

Florencia dijo...

Volver A LEERTE es otra vez y de nuevo com volver a mi, nose si por condiciones zodicacales, pero hay un hilo común q ya una vez nos sorprendió, welcame again a la comunidad Blogger y te espero por el mio

saludos

Florencia dijo...

ah, y no es casualidad q volviste en junio.. o si?

b.zzz.t dijo...

bello robo...
salutes hombre necesario